Performa

Performa

Menu
Ir arriba

2:19 pm

La inexistente relación entre grasas saturadas, colesterol y salud

Nuestro entrenador personal Guillermo Alvarado explica en Men´s Health, basándose en la literatura científica actual, la inexistente relación entre grasas […]

entrenadores personales valencia

Nuestro entrenador personal Guillermo Alvarado explica en Men´s Health, basándose en la literatura científica actual, la inexistente relación entre grasas saturadas y salud

En esta ocasión voy a hablar de un tema que, a priori, escapa de lo que son mis competencias. Soy consciente de ello. Siempre he dicho que un entrenador no debería hablar de dietética, que para ello están los profesionales, pero considero que la ocasión lo merece. En primer lugar, porque no voy a interpretar ni opinar sobre el tema, sino simplemente dar a conocer la información que se presenta en el último editorial de OpenHeart. Segundo porque este texto fue publicado originalmente en inglés y así todos los lectores podrán entenderlo. Y en tercer y último lugar porque, tal y como funciona la industria, seguramente nadie accedería a este tipo de información si no fuera por estas acciones. Prueba de ello es que esto que estáis a punto de leer sorprenderá a más de uno.

La relación entre grasas saturadas, colesterol y salud es un tema que lleva rondándome la cabeza desde que me hice cargo del blog, llegando incluso a escribir un post sobre la injusta demonización de las grasas. Pero no he decidido hacerlo hasta que una publicación científica sólida de gran credibilidad lo ha hecho por mí con argumentos y conclusiones suficientemente directas y claras como las que a lo largo de este post relataré. No hay nada más difícil que ir en contra de la creencia popular y si piensas hacerlo más vale tener una buena fuente de información o te tomarán por loco en el mejor de los casos.

OpenHeart es un journal online de acceso libre publicado por el British Medical Journal y la British Cardiovascular Society. El primero de ellos tiene todo mi respeto al haber publicado varios estudios y reportajes sorprendentes, no por sus resultados, sino por el lugar en que dejaban a algunos de los lobbys más importantes y que más influencia suelen tener en investigación y divulgación científica. En el siguiente texto relato la información que OpenHeart nos brinda en su editorial del 7 de Marzo de 2014. En él cita 39 estudios aunque en este post nombraré aquellos que me parecen más significativos ya sea por sus resultados o por el ingente tamaño de la muestra. En caso de desear acceder al texto original recuerda que OpenHeart es un journal online de libre acceso y puedes conseguirlo gratuitamente en su página web.

La relación entre grasas saturadas, colesterol, y salud cardiovascular se remonta a los años cincuenta cuando Keys publicó una relación curvilínea relacionando consumo de grasas saturadas y muerte por accidentes cardiovasculares de seis países (Keys, 1953). Lo que más tarde se supo es que originalmente el número de países estudiados fueron 22 y que se eliminaron los 16 donde no existía esta relación. Cuando se volvía a analizar los datos de los 22 se observaba que no había la relación estadística que previamente se publicó. Una vez publicado elestudio original donde se analizaban únicamente estos 6 países seleccionados la información corrió como la pólvora, todos los profesionales de la salud se hicieron eco, y así hemos permanecido durante estos 60 años.

Dos décadas después, en 1977, el gobierno de los EEUU, ante el inicio de la epidemia de obesidad y diabetes que a día de hoy conocemos, recomendó a sus profesionales sanitarios reducir el consumo de grasas saturadas y aumentar el consumo de carbohidratos basándose en la idea errónea de que si las grasas saturadas aumentaban el colesterol también deberían estar relacionadas con accidentes cardiovasculares. También tuvieron en cuenta la idea de que al ser las grasas el macronutriente con mayor densidad calórica de esta manera el consumo de calorías disminuiría ayudando a combatir los niveles de obesidad, diabetes y síndrome metabólico. Lo que sucedió a continuación sorprenderá a más de uno. Los niveles de obesidad y diabetes se dispararon a partir de ese momento mientras que el consumo total de grasas saturadas disminuía y, en el peor de los casos, se mantenía. Todo apuntaba como principal causante al tipo de nutrientes cuya ingesta había aumentado: Los carbohidratos refinados.

Leer post completo en el blog de Performa Entrenadores Personales para Men´s Health

Por Guillermo Alvarado, entrenador personal en Performa Entrenadores Personales y experto en fitness de Men´s Health

PERFORMA ENTRENADOR PERSONAL · PERFORMA CONSULTING S.L. · Avda. de Aragón, 36 Bajo 46021 Valencia · Telf.: +34 960 078 914

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies